WS_120x160cs4.inddLa soledad, el silencio y el frío suelen acompañarnos en la constante búsqueda del significado de la vida que es nuestra existencia. Somos lo que hacemos, lo que nos dejan hacer, lo que nos atrevemos a hacer…y también somos el sentimiento y la reflexión que hay detrás de cada decisión, ese sentimiento y esa reflexión que permanentemente hablan en nuestro interior y que nos empujan a seguir adelante. A veces es necesario “ir hasta el final del proceso destructivo para reemprender una existencia diferente”. De eso, de todo eso, habla la película WINTER SLEEP, del turco Nuri Bilge Ceylan, ganadora de la última Palma de Oro en Cannes. Pocas películas se adentran en lo más profundo del alma humana como lo hace esta: sin concesiones, sin trampas, sin red. Un guion extraordinario, unos diálogos impresionantes donde Dostoievski, Voltaire y Shakespeare tienen cabida, una fotografía sublime y un trabajo actoral sencillamente soberbio son los principales ingredientes de esta verdadera obra maestra.

La sonata número 20 para piano de Schubert forma parte esencial de la banda sonora de esta película, qué mejor compañera de viaje, si quieres.

No es fácil llegar a descubrir cuál es nuestro lugar en el mundo. Los felices sueños de juventud suelen dejar paso al desértico páramo de nuestra 2realidad. Poco o nada parece importarle a nadie que el viento que se llevó nuestros sueños se llevara también nuestra felicidad. Crecemos, sí, pero sin saber adónde ni por qué. Ocupamos un lugar en el que los demás se sienten cómodos, o cuando menos no amenazados por nosotros. Ese es el lugar que nos dejan, el lugar que otros eligen por nosotros. Pero nuestra búsqueda nos lleva a recordar aquellos sueños, aquellos anhelos en los que íbamos a convertir nuestra vida, una vida que, ahora, se nos escapa de las manos. Y esa infelicidad, esa constante lucha entre lo que somos y lo que quisiéramos haber sido, hace que vaya apoderándose de nosotros, en soledad, silencio y frío, un amargo sabor de derrota. Muchos se quedan ahí, convirtiendo lo que debía haber sido su vida en una simple espera de la muerte, otros vuelcan su ira interior hacia los demás a quienes injustamente culpan de su desgracia, pero otros tienen el valor de llegar al fondo de esa destrucción para volver, tal vez, a renacer de nuevo. ¿Cómo vivir nuestra propia vida si no sabemos quiénes somos? Cuando nos damos cuenta que ese dejarse llevar por las urgencias o las voluntades ajenas, por las circunstancias o los miedos, no nos lleva a ninguna parte es cuando somos capaces de renacer, de vivir intensamente cada KEY winter-sleep-086454 © nuri bilge ceylan-0-2000-0-1125-cropsegundo como si fuera el último. Idealizamos a los demás para después condenarles por no haber estado a la altura que esperábamos de ellos, les culpamos de nuestras desgracias achacándoles una responsabilidad que no tienen y que lo único que hace es impedir que asumamos la nuestra y podamos llevar las riendas de nuestras vidas. Nos cuesta mucho entender que nuestra primavera surgirá de la soledad, el silencio y el frío que nos acompañan en el invierno de nuestra vida. Solo aprendiendo a vivir en esa soledad, ese silencio y ese frío llegaremos a crecer y a dar todo lo que llevamos dentro. La semilla que habita en nuestro interior nunca llegará a florecer si no nos atrevemos a hacerlo.

Basada en tres historias cortas de Chéjov, WINTER SLEEP es una película que habla del alma humana, de la comunicación, del sentido de la vida, de lo que somos y de lo que podríamos haber sido, de lo que amamos, de lo que tememos, de la 5libertad y los miedos, de ese constante viaje a ninguna parte que es la vida, y lo hace a través de Aydin, su protagonista, un viejo actor retirado, magistralmente encarnado por ese monstruo de la escena que es Thalik Bilginer, que vive recluido en un hotel en la Capadocia junto a su joven mujer (maravillosa Melisa Sözen) y su hermana (una portentosa Demet Akbag que clava todas sus secuencias). Sobre ese triángulo se centra esta historia que la sabia mano de Nuri Bilge Ceylan pone ante nosotros como si fuésemos un huésped más de ese solitario hotel de las almas perdidas. Los turistas que ocasionalmente se hospedan en él son el único contacto que tienen con el mundo exterior. Algunos vecinos de la zona y el fiel guardián del hotel componen el universo en el que habitan esos tres seres perdidos en medio de ninguna parte. El mágico paisaje de la Capadocia y esa nieve que, lentamente, cae para aislarles de cuanto sucede a su alrededor, son los otros protagonistas de esta historia.

4La literatura, el alma humana y la naturaleza son los pilares de una película que, a lo largo de sus más de tres horas, nos transporta a un universo aparentemente lejano y ajeno al nuestro pero al que, conforme avanza la narración, vemos cada vez más próximo y familiar. La importancia del paisaje es fundamental en WINTER SLEEP, como no duda en reconocer Nuri Bilge Ceylan: “Para realizar la película me inspiré en tres historias cortas de Chejov. No mencionaré sus títulos para no falsear la lectura de la película, pero a cualquiera familiarizado con la obra del escritor le será fácil descubrirlos. Sin embargo, las cambiamos mucho y añadimos cosas. En principio no íbamos a rodar en Capadocia porque los paisajes me parecían demasiado espléndidos para la historia, pero no encontramos otro hotel tan apartado del mundo, era el lugar perfecto donde alejar totalmente a los personajes. Además, quería que hubiese unos cuantos turistas, algo perfectamente creíble en Capadocia, ya que la gente visita la región incluso en invierno. Cuando decidimos las localizaciones, cambiamos la historia. Los decorados influyeron en lo que se cuenta”

winter-sleep-3El rodaje duró tres meses, uno en estudio y dos en las localizaciones de Capadocia donde las condiciones fueron muy duras, con temperaturas que bajaron de los diez bajo cero. A pesar de que el cine de Bilge Ceylan es reposado, con largos planos con la cámara fija que recuerdan mucho al teatro, no es un cine que ceda mucho espacio al silencio ya que la palabra, los diálogos, son fundamentales en sus películas: “ Me gustan mucho los diálogos, también me encanta el teatro. En esta ocasión no solo he echado mano de mucho diálogo, sino que además, es bastante literario. Tanto en el teatro como en la literatura este lenguaje se emplea a menudo; sin embargo, en el cine es arriesgado y puede no funcionar. En mis primeras obras me concentré en hacer cosas naturales y realistas, pero acabé por darme cuenta de que hoy en día eso se lleva mucho en el cine e incluso en los anuncios de televisión, en los que la lengua de la calle se emplea con mucho acierto. Por ello opté por unos diálogos más literarios y por ver si Shakespeare y Dostoievski podían funcionar en el cine”

El profundo conocimiento del alma humana de Bilge Ceylan se transmite en cada secuencia, en cada plano: “Aydin necesitaba sentirse aniquilado 8para ser capaz de renacer de nuevo. Creo que en la vida ocurre a menudo: hace falta ir hasta el final del proceso destructivo para reemprender una existencia diferente… Hay tanta esperanza en mis personajes como en la vida. A algunos directores les gusta dar una nota optimista al final de sus películas. No es mi caso. Soy bastante realista y, a veces, hay que ser pesimista…” Ninguno de los personajes centrales de la película es feliz. Aydin recordando que nunca llegó a ser el actor que quiso ser y empeñado en escribir una historia del teatro turco que nunca se atreve a empezar; su mujer, consciente de que la diferencia de edad que les separa se está trasformando en un muro cada día más alto y que su vida apartada de todo y de todos carece de sentido, busca su lugar intentando ayudar a los demás organizando todo tipo de iniciativas solidarias, mientras la hermana de Aydin vive en una permanente lucha por saber qué hacer con su matrimonio roto que había sido el centro de su vida. Cada uno tiene sus miedos, sus inseguridades, sus sueños también, y cada uno deberá buscarlos como mejor sepa y pueda.

11Capadocia significa “tierra de buenos caballos” Sobre sus praderas corren, libres, de un lado para otro. Uno de esos caballos entrará a formar parte directa de la historia, aunque, en cierta medida, todos forman parte de ella, ya que su correr libre por el campo es el contrapunto a la prisión que suponen las paredes de ese hotel para los protagonistas de la historia que, sin remedio, pasan largas horas mirando por las ventanas cómo se escapa la vida. Eso es precisamente lo que nos propone WINTER SLEEP: que no nos limitemos a ver la vida a través de las ventanas, que nos atrevamos a vivirla, a ser libres, a destruirnos para volver a renacer de nuevo… Un mensaje puede que duro, sí, pero no pesimista, sino cargado de esperanza, la esperanza que necesitamos para sobrevivir, sobrevivirnos, en el mundo de hoy.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
Carlos Olalla
Madrid

Por circunstancias de la vida me pasé más de veinticinco años dirigiendo empresas en la que, sin lugar a dudas, fue la etapa más aburrida y frustrante de mi vida. La verdad es que nunca me gustaron esos trabajos y lo pasé fatal. Cuando cumplí los 45 me encontré con que una reestructuración empresarial me ponía de patitas en la calle y sin un duro. Por si fuera poco, nadie me quería dar trabajo porque decían que ya era demasiado “viejo”. A mí siempre me había gustado el mundo del cine y, como estaba en el paro y tenía tiempo, empecé a estudiar interpretación. Me pasé tres años siendo el “abuelo” de todos mis jóvenes compañeros en una conocida escuela de teatro de Barcelona. Durante aquel tiempo recibí alguna propuesta de trabajo para reincorporarme al mundo de la empresa, pero no quise aceptarlas: el nuevo mundo que había descubierto me había atrapado por completo, así que decidí cambiar una maravilla de sueldo y una mierda de trabajo por una maravilla de trabajo y una mierda de sueldo. Puedo deciros que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida: por primera vez soy libre, la palabra jefe ya no significa nada para mí, hago lo que verdaderamente me gusta y, lo mejor, trabajo con gente sensible y abierta que piensa y siente como yo. ¿Qué más se puede pedir?

Todas las entradas
Categorías
Clandestino en Facebook
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar