Cine/Teatro General Literatura Otros temas

Cyrano de Bergerac, lo importante es amar

cyrano_de_bergeracEs, posiblemente, una de las historias de amor más bellas que se han escrito jamás. Inspirada en la vida real de Hercule-Savinien de Cyrano de Bergerac, poeta y dramaturgo francés que vivió en la primera mitad del siglo XVII, esta historia nos ha llegado a través de la obra teatral de Edmond Rostand que, ya en la misma noche de su estreno en 1897, obtuvo uno de los mayores éxitos de la historia del teatro universal. Aquella noche, como tantas otras, el público aplaudía en pie ya desde el entreacto. Al finalizar la representación la ovación se prolongó durante más de veinte minutos. Ha sido llevada a los escenarios en multitud de ocasiones (jamás podré olvidar el Cyrano que hizo Josep María Flotats o más recientemente el de Pere Arquillué) y a la pantalla, donde las versiones de 1950, por la que José Ferrer obtuvo el Oscar, y la de 1990 con Gerard Depardieu, han pasado a formar parte de la historia del cine. ¿Por qué ese éxito? ¿Por qué esa identificación tan plena entre un personaje y el público? Quizá la respuesta sea que Cyrano nos demuestra que lo importante es amar, amar por encima de todo y de todos, amar lo imposible, amar con locura, amar la locura de amar…

cyrano_de_bergerac_gerard_depardieu_jean_paul_rappeneauCyrano es un poeta soñador y libertario para el que nada valen glorias y oropeles frente a la grandeza del amor, frente a la sublime experiencia de amar. Enamorado sin remedio de su prima Roxana, es consciente de que un defecto físico, su enorme nariz, le impedirá ser correspondido. La vida se lo ha enseñado. Ella se enamora de Christian, un joven y guapo compañero de armas de Cyrano que, sin embargo, solo posee el encanto de su belleza física. Cyrano le ayuda a conquistarla escribiendo ardorosas y apasionadas cartas que Christian firma. Ella cae rendida ante esas palabras, ante esa invitación a vivir todos sus sueños. Pronto aquel amor por la belleza del cuerpo de su joven amado se transforma en un amor sin límite por las palabras que le escribe. Cyrano utiliza aquellas cartas para expresar todo el amor que siente por Roxana de la única manera que puede, desde el secreto de su verdadera identidad. Es duro, sí, pero con eso le basta porque para él lo importante no es ser amado, sino amar. Christian, consciente de que a quien de verdad ama frase-el-amor-es-la-pasion-por-la-dicha-del-otro-cyrano-de-bergerac-169602Roxana es a quien escribe esas cartas, le pide a Cyrano que deshaga el ardid y le cuente a Roxana quién es el que le escribe las cartas, pero los avatares de la vida hacen que Christian caiga muerto en batalla antes de que Cyrano pueda hablar con ella. Y es ahí donde aparece la inmensa grandeza de Cyrano, que se niega entonces a confesarle la verdad a Roxana para permitirle seguir viviendo su amor por aquel joven. Ya no habrá más cartas, ella se recluirá en un convento y él, enamorado, la visitará todos los sábados y se mantendrá callado, siempre callado, siempre fiel amigo, guardando para sí su ardiente secreto. Para Cyrano lo importante es ver feliz a su amada. Es lo único que quiere, eso y poder seguir amándola en secreto como lo ha hecho toda su vida. Con eso le basta. No necesita más. A lo largo de los años la vida se va volviendo cada vez más difícil para un ser indomable 412822-gerard-depardieu-dans-cyrano-de-637x0-2y orgulloso como Cyrano que, acostumbrado a resolver sus disputas mediante duelos, va teniendo cada vez más y más enemigos dispuestos a acabar con él. Imbatible con la espada, urden tenderle una cobarde trampa en la que Cyrano cae mortalmente herido. Consciente de que la muerte le espera, acude al convento para despedirse por última vez de su amada. Allí, en la penumbra de su último atardecer, ella le habla de la última carta que recibió de Christian y que guarda siempre en su pecho. Cyrano le pide que se la deje leer. Ella se la da y él empieza a leerla. No puede porque su herida le ha dejado casi ciego, pero él sigue diciendo las palabras de aquella carta de memoria, son palabras que conoce bien, palabras que le han acompañado toda su vida, palabras que nunca le pudo decir a su amada… Roxana ve que no está leyendo y se da cuenta de que era él y no Christian quien escribía aquellas cartas que dieron sentido a su vida. En ese momento ella reconoce que ha estado enamorada toda su vida de Cyrano, aunque no lo sabía, pero es tarde, demasiado tarde… Cyrano, espada en mano, acude puntual a su cita con la muerte. Sabe que le espera y él nunca ha llegado tarde a una cita…

CYRANO DE BERGERACEs una historia triste, quizá, pero una historia hermosa que nos recuerda lo que es capaz de hacer un ser humano, que nos demuestra que la vida solo la viven quienes de verdad aman, que no amar es morir en vida o simplemente existir, pero nunca será vivir. Hay quien pensará que a quien de verdad llevamos dentro es a un loco masoquista que disfruta con el dolor de los amores imposibles. Puede que tenga razón y que por eso nos gusten las 1historias que no tienen un final feliz. Si repasamos nuestras películas preferidas, esas que nos hablan de los amores que todos quisiéramos haber vivido, veremos que, en su mayoría, no tienen un final feliz: Casablanca, El Paciente inglés, Doctor Zhivago, Memorias de África, Carta de una desconocida… Pero yo no creo que lo que nos atraiga de esas películas sea su final no feliz, sino que en todas ellas lo que hemos visto es a alguien amar por encima de todo y de todos, a alguien capaz de renunciar a todo por amor, a alguien capaz de amar, y eso quiere decir que estamos de suerte, que todavía estamos vivos, que ansiamos amar como ellos y ellas lo hacen y que, no lo dudes, llegado el caso también tú amarás de esa forma…

Gerard-DepardieuSon muchas las diferentes formas que tenemos de entender el amor. Desde quienes lo ven como una amenaza para su libertad hasta quienes buscan en él un refugio para su seguridad, el abanico es amplio y tan personal como cada uno de nosotros. En este momento de mi vida yo no lo veo así. Si amo, si soy capaz de amar, es porque me siento libre para hacerlo y porque quiero hacerlo, por eso no entiendo que amar sea una amenaza para mi libertad, y tampoco creo que mi seguridad sea algo que tenga que depender de otra persona, sino de mí mismo, y es desde esa seguridad que tengo en mí mismo y de mi consciencia de libertad desde la que elijo amar porque quiero compartir mi aquí y mi ahora con la persona a la que amo. Amar es un acto de libertad, un acto de amor que empieza por amarnos a nosotros mismos con la fuerza necesaria para ser libres. Quizá por eso quienes ven al amor como una amenaza para su libertad lo que verdaderamente tienen es miedo a ser libres.

Estoy convencido de que, en el fondo, todos llevamos un Cyrano dentro, ese Cyrano que nos empuja a hacer las cosas más insospechadas, a 6renunciar a nuestra comodidad o a nuestra seguridad por ayudar a los demás, a entregarnos por completo sin importar las consecuencias, y hacerlo sin pedir nada a cambio. Sí, estoy seguro de que en cada uno de nosotros vive ese Cyrano poeta y soñador capaz de dar sentido a nuestras vidas, ese Cyrano que hace que rechacemos fastos, riquezas y promesas para mantener intacta nuestra dignidad, nuestra capacidad de amar, nuestra libertad de darnos a los demás…Puede que la mayoría de los Cyranos que pueblan este mundo hayan estado dormidos durante mucho, demasiado, tiempo, pero ahora que es cuando más los necesitamos, ahora que son imprescindibles, están despertando y les vemos, con la espada del verso y la consigna en mano, luchando por los demás en las calles, ayudando a quienes más lo necesitan, renunciando a su seguridad para defender la libertad de otros a quienes ni siquiera conocen… Sí, son muchos los Cyranos que, caballeros andantes sin escudo ni montura, se levantan cada mañana contra la injusticia para traernos a todos el amanecer del nuevo día.

Son muchos y son invencibles porque nada ni nadie puede parar a los que aman, porque no hay muro ni frontera que frene al amor, porque no hay ejército que pueda parar a quienes no tienen miedo y están dispuestos a darlo todo por hacer de este mundo algo mejor. Sí, son muchos los Cyranos que están despertando… y cada día hay más.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
Carlos Olalla
Madrid

Por circunstancias de la vida me pasé más de veinticinco años dirigiendo empresas en la que, sin lugar a dudas, fue la etapa más aburrida y frustrante de mi vida. La verdad es que nunca me gustaron esos trabajos y lo pasé fatal. Cuando cumplí los 45 me encontré con que una reestructuración empresarial me ponía de patitas en la calle y sin un duro. Por si fuera poco, nadie me quería dar trabajo porque decían que ya era demasiado “viejo”. A mí siempre me había gustado el mundo del cine y, como estaba en el paro y tenía tiempo, empecé a estudiar interpretación. Me pasé tres años siendo el “abuelo” de todos mis jóvenes compañeros en una conocida escuela de teatro de Barcelona. Durante aquel tiempo recibí alguna propuesta de trabajo para reincorporarme al mundo de la empresa, pero no quise aceptarlas: el nuevo mundo que había descubierto me había atrapado por completo, así que decidí cambiar una maravilla de sueldo y una mierda de trabajo por una maravilla de trabajo y una mierda de sueldo. Puedo deciros que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida: por primera vez soy libre, la palabra jefe ya no significa nada para mí, hago lo que verdaderamente me gusta y, lo mejor, trabajo con gente sensible y abierta que piensa y siente como yo. ¿Qué más se puede pedir?

Todas las entradas
Categorías
Clandestino en Facebook
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar