Cine/Teatro General

Susan Sarandon

Susan_SarandonEn el mundo de la interpretación, posiblemente el más sexista que existe, las mujeres suelen “desaparecer” cuando llegan a los cuarenta y no vuelven a aparecer hasta que parecen la abuela de la fabada Asturiana. No es el caso de Susan Sarandon, un ser indomable, libre y comprometido con todas las causas que considera justas que, por encima de todo, jamás ha renunciado a ser ella misma. A punto de cumplir 67 años ha sabido mantener y consolidar una fantástica carrera como actriz, capaz de todos los registros en todos los géneros, y de vivir su vida de forma totalmente independiente y libre. Ella es la Louise que la inmortalizó en “Thelma & Louise”, ese desgarrado y bello canto a la libertad con la que estuvo nominada al Oscar, un Oscar que ganó poco después interpretando a la monja que acompaña en sus últimos días antes de ser ejecutado a Sean Penn en “Dead Man Walking” Son dos papeles opuestos en los que Sarandon volcó, como en todo lo que hace, todo lo que lleva dentro: “La gente está empezando a hacer lo que siempre había querido porque se ha dado cuenta de que lo que se suponía que tenían que hacer no les ha funcionado. Vivir tu vida pensando que lo que haces supone una garantía, sea vida, amor, finanzas… es una locura, no funciona. Estamos en una sociedad, especialmente por la religión, donde tienes que vivir tu vida esperando a la recompensa posterior. Eso es un error, esta es nuestra vida y lo que cuenta es el ahora. “Tienes que fracasar. Tienes que cometer cuantos más errores mejor. Es la manera de encontrar tu voz, de saber lo que quieres y lo que eres” .

Cuando estudiaba, su principal objetivo era salir de su New Jersey natal, conocer el mundo, todos esos mundos que están ahí esperando a que 3nos atrevamos a vivirlos. Aunque estudió arte dramático, nunca pensó en serio que llegaría a ser actriz. Debutó en el cine en 1970 en un thriller (“Joe”), aunque su primer éxito vino cinco años después con “The rocky horror picture show” Y desde ahí ha ido encadenando papel tras papel intentando no encasillarse nunca. Eso es lo que más la aterra de su profesión: la falta de imaginación de los productores que, como ella dice, “si fuera por ellos siempre estaría haciendo lo mismo. Supongo que me siguen llegando papeles porque no tengo una imagen de mí misma limitada por la edad, lo cual me facilita las cosas. Porque si fuera por Hollywood…

¡Hollywood no tiene imaginación! Haría lo mismo una y otra vez. Y la vida no es así. Nunca le he hecho asco a un trabajo por pequeño que sea. Hay actores que tienen un problema con eso, que van buscando el papel con mayúsculas. Prefiero un trabajo pequeño, pero que me llegue, a otro que me tenga ocupada todo el rodaje, pero que me aburra. Siempre me he visto como susan-sarandon-joins-occupy-wall-street-protestors__oPtuna actriz de reparto que busca historias que contar… Hice papeles de madre, cuando Hollywood pensaba que era un suicidio artístico. He dejado a un lado mi ego. Lo difícil no es actuar. Lo complicado es sobrevivir como un ser humano en este negocio. Soy una sobreviviente. Hago todo lo contrario a las normas de la industria” Y si el paso de los años no fue un obstáculo capaz de vencerla, su activismo político, eso tan denostado por cierta prensa de nuestro país, tampoco lo fue. Su oposición a la guerra de Irak fue legendaria. En USA los actores y las actrices que toman partido, que se comprometen por las causas en las que creen, no son criminalizados como nos pasa a los que lo hacemos aquí. A Sarandon o a Sean Penn, adalides de la lucha contra la política exterior de su país, nadie les veta ni boicotea sus películas ¿Por qué ese empecinamiento hispano en que los actores nos callemos, en que miremos a otro lado, en que no denunciemos las injusticias que vemos…?

Tim-Robbins-and-Susan-Sar-001

Sarandon es una enamorada del amor y, sobre todo de la ironía, algo sin lo que no puede vivir: “Es fundamental encontrar a alguien en la vida que te haga reír. Incluso, más importante que el sexo. Claro que, si además de hacerte reír, el sexo es maravilloso, diría que lo tienes todo. Me gustan los hombres que lloran, los hombres que escuchan, los hombres con un fuerte componente femenino, que sean inteligentes, interesantes y, sobre todo, divertidos. Marlon Brando, por ejemplo, era una persona fascinante y con mucho carisma, pero una de las cosas más interesantes de él es que estaba muy cómodo Tim-Robbins-Susan-Sarandon-Bull-Durhamabrazando su lado femenino” Es una mujer que tiene muy claras sus prioridades en la vida y, quizá por eso, ha podido sobrevivir en un mundo hostil como el de la industria del cine. Nunca ha dejado de lado las cosas que verdaderamente le importan: su pareja, sus hijos, su activismo, sus amigos… “la verdad es que toda la vida la gente te va a apreciar por las razones equivocadas. Por los pechos que tienes, por el coche que conduces, porque posees dinero… El objetivo es encontrar a la gente que de verdad te entiende. No va a haber mucha. Es difícil. Pero una vez la encuentras tienes que agarrarte a ella. Ése es uno de nuestros trabajos en la vida”.

No todo ha sido fácil para ella en Hollywood. Sin embargo, ha aprendido a ver siempre la parte positiva de las cosas y a adaptarse a ellas sin susan-sarandon_lrenunciar a ser ella misma. Así, cuando tras haberle dado el papel protagonista en “Las brujas de Eastwick” se lo quitaron para dárselo a Cher, ella aceptó hacer un papel secundario en la película: “”Creo que uno de mis dones es que cuando algo se cruza en mi camino de manera inesperada, me doy cuenta y cambio mi dirección. La vida tiene más imaginación que yo misma, la vida es totalmente irónica” Como buena actriz que es, sabe perfectamente que la comedia es un arte mucho más difícil y sutil que el drama, y por eso lo defiende: “Un drama susan-sarandon-richard-gere-new-york-premiere_4077950mediocre se puede vender, pero una comedia que no es graciosa es una pesadilla. No sé por qué no se valora ese género tanto como el drama. ¿Cuántos actores protagonistas se han llevado el Óscar por una actuación puramente cómica? Casi te lo garantizan por un personaje con alguna incapacidad. También si te maquillan y te ponen muy feo. Por eso los premios son tan engañosos. Es comparar manzanas con naranjas y pretender que uno es más hábil que el otro. La gente piensa que llorar o mostrar angustia es más difícil para un actor. Parece que conlleva más trabajo. En cambio, el buen comediante parece que lo es de forma natural y sin esfuerzo”

1La mirada de Susan Sarandon, esos ojos saltones que te lo dicen todo, es capaz de transmitir absolutamente todo lo que siente y hacerlo desde una sinceridad absoluta. En ella hay ingenuidad, fuerza, pasión, ternura, amor y verdad, sobre todo verdad, la verdad de la actriz que se desnuda emocionalmente en cada escena, que es capaz de darse por completo sea cual sea el papel que esté haciendo y que, como en la vida misma, acepta el reto que hay en todo lo que hacemos, en las decisiones que tomamos, en las vidas que vivimos…

ETIQUETAS
RELATED POSTS
Carlos Olalla
Madrid

Por circunstancias de la vida me pasé más de veinticinco años dirigiendo empresas en la que, sin lugar a dudas, fue la etapa más aburrida y frustrante de mi vida. La verdad es que nunca me gustaron esos trabajos y lo pasé fatal. Cuando cumplí los 45 me encontré con que una reestructuración empresarial me ponía de patitas en la calle y sin un duro. Por si fuera poco, nadie me quería dar trabajo porque decían que ya era demasiado “viejo”. A mí siempre me había gustado el mundo del cine y, como estaba en el paro y tenía tiempo, empecé a estudiar interpretación. Me pasé tres años siendo el “abuelo” de todos mis jóvenes compañeros en una conocida escuela de teatro de Barcelona. Durante aquel tiempo recibí alguna propuesta de trabajo para reincorporarme al mundo de la empresa, pero no quise aceptarlas: el nuevo mundo que había descubierto me había atrapado por completo, así que decidí cambiar una maravilla de sueldo y una mierda de trabajo por una maravilla de trabajo y una mierda de sueldo. Puedo deciros que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida: por primera vez soy libre, la palabra jefe ya no significa nada para mí, hago lo que verdaderamente me gusta y, lo mejor, trabajo con gente sensible y abierta que piensa y siente como yo. ¿Qué más se puede pedir?

Todas las entradas
Categorías
Clandestino en Facebook
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar