Cine/Teatro General Otros temas

Zabriskie Point

ZabriskiePointZabriskie Point es un lugar desolado del Valle de la Muerte, en pleno desierto de California. Un lugar árido y seco donde no hay árboles, ni ríos, ni flores, solo polvo, arena y calor. Las condiciones de vida son extremas. Es un lugar donde respira la muerte y donde solo habitan la soledad y el olvido. El ser humano no está preparado para vivir allí. Nadie puede vivir allí. Es un lugar extremo, el punto al que nunca deberíamos llegar. Y también es una metáfora, la metáfora que nos cuenta una película del mismo nombre, una obra maestra del cine. “Zabriskie Point” es un film de culto que Michelangelo Antonioni dirigió en 1970, en su etapa americana. Esa película nos habla del mundo de los sesenta, del mundo norteamericano de los sesenta, aquel mundo donde todo era posible, donde seres irrepetibles como Martin Luther King, el Che Guevara, los Beatles o Elvis eran los referentes, donde los hippies prefirieron hacer el amor a la guerra, donde Vietnam marcó a una generación y a todas las que vinieron después, donde la gente pensaba que podía 1970 - Zabriskie Point 01cambiar el mundo vetusto y caduco que le rodeaba. Ese mundo reseco y muerto donde la gente se había olvidado de soñar es el “Zabriskie Point” en el que Antonioni sitúa a los dos protagonistas de la película: dos jóvenes rebeldes hijos del desencanto que prefieren vivir en libertad a la muerte en vida que es vivir dentro de la sociedad. Él huye de algo que no sabe bien qué es; ella va atrás algo que también desconoce. Lo único que ambos conocen es que en aquel mundo del consumo y lo políticamente correcto no son felices ni podrán serlo jamás. Son los tiempos de la contracultura, del movimiento hippie, de las ansias de libertad y de cambiar el mundo, y ellos personifican aquella forma de ver y de querer vivir la vida. Por eso son capaces de amarse en aquel mundo inhóspito y muerto que es el desierto, de jugárselo todo en una partida en la que saben que jamás tendrán buenas cartas, de apostar hasta la vida para no renunciar a su libertad.

La apuesta de Antonioni por “Zabriskie Point” también fue enorme: contó con la MGM y la producción de Carlo Ponti, se rodeó de los Daria y Markmejores guionistas (con Tonino Guerra y Sam Shepard entre ellos), Pink Floyd puso la banda sonora y eligió para los papeles secundarios a actores consagrados… pero reservó el papel de los dos protagonistas a dos hippies auténticos que jamás habían pensado siquiera que podían hacer una película: Daria Halprin y Mark Frechette. A Daria la había visto en un documental sobre el movimiento hippie en el que la entrevistaban, y a Mark lo encontró en una parada de autobús. Antonioni buscaba transmitir la verdad de aquel movimiento y por eso no quiso que fuesen actores quienes zab460interpretasen a los protagonistas, sino dos auténticos hippies. Trabajó duro con ellos para que pudiesen expresar frente a una cámara, y con palabras y acciones escritas por otros, lo que ellos verdaderamente eran y sentían.

La realidad supera muchas veces a la ficción y la historia de amor que vemos en la película también sucedió en la vida real. Daria y Mark fueron la pareja icono del movimiento de la contracultura a principios de los setenta. Fueron portada de las principales revistas y el público se enamoró de la historia de amor de aquellos dos jóvenes rebeldes. Pero aquel amor fue pasajero. Eran demasiado diferentes e independientes como para ser pareja. Daria era una mujer muy sensible y con un profundo sentido espiritual de la vida. Mark, en cambio, era mucho más agresivo, frío e inseguro. Por eso andaba metido en una comuna que resultó ser una secta y que marcó su corta vida para siempre. Tres años después de hacer la zabriskie-pointpelícula, con otros dos miembros de su comuna, asaltó un banco. Se produjo un tiroteo en el que uno de ellos cayó muerto. Mark fue arrestado y condenado a varios años de cárcel. El 27 de septiembre de 1975 murió en el gimnasio de la prisión aplastado por una barra de pesas. Tenía 27 años. Las circunstancias de su muerte nunca se aclararon. Daria se casó años después con el también actor, director e icono de la contracultura y la rebeldía Dennis Hopper, con quien tiene una hija. Actualmente dirige el Tampala Institute, una institución sin ánimo de lucro que enseña la práctica de la danza y el drama como terapia para problemas físicos, mentales y emocionales.

La historia de la película está basada en la historia real de un joven que robó una avioneta simplemente porque quería volar que Antonioni leyó en la prensa norteamericana. Para él aquella historia podía resumir la contradicción entre el mundo decadente y previsible del American way of life Mark Frechettey las ansias de libertad de los jóvenes que ni querían ni podían vivir en aquella sociedad. Tachada de antiamericana por muchos y vilipendiada cruelmente por la crítica, “Zabriskie Point” fue un fracaso comercial que llegó a ser calificado como “uno de los más extraordinarios desastres de la historia del cine moderno”.

“Zabriskie Point” es un canto libertario que se ha convertido en un icono del cine de culto y que hoy está tan actual como cuando se rodó. Aquel mundo caduco y sin sentido de finales de los sesenta se asemeja mucho al del desencanto y los sueños rotos que nos está tocando vivir. El movimiento hippie que se enfrentó a él podría estar perfectamente representado hoy por los movimientos okupas y antisistema. La represión de daria3las ideas y de los movimientos de protesta no ha cambiado tanto si vemos la impunidad con la que actuaba y sigue actuando la policía. La falta de libertad es cada vez más patente y angustiosa, el seguidismo y la ignorancia de la masa permanece inalterable, y la manipulación informativa por parte de los medios no solo se ha mantenido, sino que se ha sofisticado en grado sumo desde que los Estados Unidos aprendieron el valor de la información en su derrota en la guerra de Vietnam… Los jóvenes de entonces gritaban que querían cambiar el mundo. Los de hoy que “Sí se puede”. Pero el mundo sigue igual.

“Zabriskie Point” es una película que no deja a nadie indiferente: o la odias o 5la amas, pero sobre todo, es una película que nadie debería dejar de ver, y más en los tiempos que corren. Imágenes como las de la pareja haciendo el amor en pleno desierto que, de repente, se convierte en una orgía al ir apareciendo más y más seres sedientos de sexo y amor que llenan la arena del desierto fecundándolo de vida, en una maravillosa coreografía de The Open Theater, o las de la explosión que Daria imagina de toda la sociedad de consumo con sus neveras y sus aparatos de aire acondicionado volando por los aires han pasado a la historia del cine. Aquí tienes el link de la película completa. Busca tu momento y sumérgete en ella. Siento que sea la versión doblada al italiano y no la original en inglés, pero es la única que he encontrado subtitulada al castellano. Ah, como anécdota te diré que, si te fijas bien, en la escena de los estudiantes detenidos en la comisaría podrás reconocer a Harrison Ford haciendo una de sus primeras apariciones frente a la cámara como figurante.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
Carlos Olalla
Madrid

Por circunstancias de la vida me pasé más de veinticinco años dirigiendo empresas en la que, sin lugar a dudas, fue la etapa más aburrida y frustrante de mi vida. La verdad es que nunca me gustaron esos trabajos y lo pasé fatal. Cuando cumplí los 45 me encontré con que una reestructuración empresarial me ponía de patitas en la calle y sin un duro. Por si fuera poco, nadie me quería dar trabajo porque decían que ya era demasiado “viejo”. A mí siempre me había gustado el mundo del cine y, como estaba en el paro y tenía tiempo, empecé a estudiar interpretación. Me pasé tres años siendo el “abuelo” de todos mis jóvenes compañeros en una conocida escuela de teatro de Barcelona. Durante aquel tiempo recibí alguna propuesta de trabajo para reincorporarme al mundo de la empresa, pero no quise aceptarlas: el nuevo mundo que había descubierto me había atrapado por completo, así que decidí cambiar una maravilla de sueldo y una mierda de trabajo por una maravilla de trabajo y una mierda de sueldo. Puedo deciros que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida: por primera vez soy libre, la palabra jefe ya no significa nada para mí, hago lo que verdaderamente me gusta y, lo mejor, trabajo con gente sensible y abierta que piensa y siente como yo. ¿Qué más se puede pedir?

Todas las entradas
Categorías
Clandestino en Facebook
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar