General

Cuento de Navidad

cuento de navidad 13Hoy voy a hablaros de una historia que trasciende temas tan banales como el espacio o el tiempo: el Cuento de Navidad de Charles Dickens. Es, sin duda, la obra más representada del autor inglés y, desde que la publicó en 1843, cada año, en todas partes del mundo,  sigue representándose. ¿Por qué una obra escrita hace más de ciento cincuenta años sigue tan vigente? Sin duda, por los valores que defiende y por la forma en que lo hace.

 Para esta entrada he elegido el tema principal de la película “La mirada de Ulysses”, de Theo Angelopoulos, una música de Eleni Karaindrou que también está más allá del espacio y el tiempo.

La historia de Cuento de Navidad es muy conocida: Ebenezer Scrooge, viejo avaro y cascarrabias que vive ahogado en su soledad y su egoísmo, recibe la visita del fantasma de Marley, su antiguo socio, que, en la tarde de la víspera de Navidad, le advierte de que esa noche será visitado por tres fantasmas, el de las navidades pasadas, el de las del presente y el de las del futuro, tres fantasmas que vendrán para darle una oportunidad, la última, de salvar su vida. El primer cuento de navidad 6fantasma le enseña los errores que cometió en el pasado y que marcaron su agrio carácter; el segundo le enseña todo lo que está perdiéndose en este momento por negarse a compartir su vida con los demás, y el tercero, el del futuro, le muestra el negro y triste panorama que le espera como no cambie de actitud de inmediato. Scrooge se da cuenta de lo absurda que ha sido su vida hasta entonces, una vida dedicada exclusivamente a acaparar riqueza y poder, y cambia radicalmente de manera de ser dándole un nuevo sentido a su vida: el de dar, darse, a los demás. Y es precisamente ahí, cuando se abre y se da a los demás, cuando encuentra la felicidad. 

Muchos consideran que Cuento de Navidad es una obra para niños porque defiende todo aquello que representa la Navidad: el amor, la solidaridad, el cariño, la alegría… Pero nada más lejos de la realidad: Cuento de Navidad es una obra universal, que tiene otras muchas lecturas además de la infantil, y  es una obra tremendamente actual y más necesaria incluso que cuando Dickens la escribió, porque son tantos los Scrooge que hoy corren por el mundo… Cuento de Navidad nos habla de cosas  como el amor, la amistad o la solidaridad, las cosas que verdaderamente importan, porque son las que nos hacen ser seres humanos, y las únicas que pueden acercarnos a la felicidad y hacer de este mundo cuento de navidad 5algo mejor. Y también nos habla de tener una segunda oportunidad, porque todos deberíamos tener una segunda oportunidad para poder cambiar lo que hemos hecho o estamos haciendo con nuestras vidas. La vorágine y el sinsentido de la mayoría de los días que vivimos yendo como locos a toda velocidad de aquí para allá en ese absurdo viaje a ninguna parte en el que todos, en alguna medida, nos vemos inmersos para pagar la hipoteca, el colegio de los niños o simplemente para poder comer, hace que, muchas veces, nos olvidemos de las cosas que verdaderamente importan. ¿Cuánto hace que no sales a pasear tranquilamente para disfrutar de una mañana soleada?, ¿Cuánto hace que no ronroneas de placer, que no saboreas de verdad todo lo agradable que te rodea?, ¿Cuánto que no has detenido el tiempo para meditar en silencio y soledad?, ¿Cuánto que no abrazas a alguien con todas tus fuerzas?, ¿Cuánto que no le dices a alguien mirándole profundamente a los ojos que le amas con toda el alma?, ¿Cuánto que, simplemente, no sales cada mañana de casa con una sonrisa para todos los que se crucen contigo?, ¿Cuánto que no te interesas de verdad por lo que le pasa a tu vecino o a tu compañero de trabajo?, ¿Cuánto que no te preguntas en qué puedes ayudar a éste a aquel que tienes a tu alrededor…?

cuento de navidad 1Cuento de Navidad nos habla de eso, de todo eso y nos invita a que dejemos que los fantasmas que visitaron a Scrooge también nos visiten a nosotros y que nos muestren lo que estamos haciendo con nuestra vida. Por eso es una obra que trasciende espacio y tiempo, porque Cuento de Navidad, en cierta manera, es también nuestra segunda oportunidad. Hoy coinciden en la cartelera de Madrid cuatro alternativas para ver Cuento de Navidad: la película de Disney, el musical de Claudio Pascual que se representa en vivo en el escenario del cine Yelmo Isla Azul y se retransmite a los cines de la cadena de toda España, la versión inglesa que la compañía Face to Face está representando en el Teatro Alcázar y la que nosotros estamos representando en el Infanta Isabel, bajo de dirección de Alberto Frías y Javier Enguix.

cuento de navidad 12Esta es la primera vez que me subo a un escenario de Madrid. Además he tenido la suerte de hacerlo en un teatro con tanta solera, tanta magia y tanta historia como el Infanta Isabel. Estar en ese escenario es respirar la historia misma del teatro, sentir la presencia de todos los que han pasado por él. Es tan impresionante saber que en ese mismo escenario, durante los últimos cien años, se han estrenado obras de Benavente, de Arniches, de los hermanos Álvarez Quintero, que allí mismo han debutado actrices como Irene Gurtiérrez Caba o Analía Gadé, o que durante la guerra, gestionado por la CNT, cambió su nombre por el del anarquista Ascaso y que en él se celebraron muchas asambleas y actos durante la defensa de Madrid…

cuento de navidad 4La verdad es que mi relación con este montaje es algo curiosa. Fuí al casting para dar la réplica a una de las actrices que se presentaban y me invitaron a hacer una prueba para Scrooge. Sé que es una historia que siempre se cuenta y que casi nunca pasa de verdad, pero en mi caso pasó y ahora soy el Sr. Scrooge de ese montaje. No os podéis imaginar lo feliz que soy al tener la oportunidad de jugar con un personaje como éste. Es el sueño de todo actor, porque tiene todos los registros y tantos, tantos matices, que es un personaje que cada día te sorprende. Además tuve la suerte de tener un infarto hace un par de años y de ver a la muerte cara a cara. Yo no ví ningún fantasma de los que visitan a Scrooge, pero sí me ví rodeado de ocho médicos y enfermeras a los que no había visto en mi vida que me dijeron que estaba teniendo un infarto agudo de miocardio y que me iban a colocar un stent, una especie de muellecito, en una de las arterias para desbloquearla. Os aseguro que la sensación que sentí fue muy dura porque entendí que mi vida podía acabarse allí mismo y que no tenía a mi lado a ninguno de mis seres queridos. No podía despedirme de ellos, abrazarles, mirarles a los ojos una vez más, decirles todo lo que han significado para mí, lo mucho que les quiero… Nunca me había imaginado un final tan triste y solitario. Poco a poco, mientras los médicos me salvaban, fueron apareciendo en mi mente todas las oportunidades que había desperdiciado a lo largo de mi vida, oportunidades de amar, de dar cariño, de ofrecer un hombro a quien lo pudo necesitar, o simplemente de regalar mi mejor sonrisa a cualquiera de esos desconocidos con los que nos cruzamos a diario. En esos momentos te das cuenta de que son tantos los abrazos no dados… Así que, como buen Scrooge, aquel día decidí cambiar mi vida, mi actitud ante la vida y, eso sí, no llevarme ni un solo abrazo a la tumba. Desde entonces creo que soy el tipo más cariñoso que corre por las calles. Tuve la suerte de tener mi segunda oportunidad. Por eso quiero tanto a Scrooge y me identifico tanto con él.

cuento de navidad 2Realmente Cuento de Navidad, Scrooge y el Infanta Isabel ocupan un lugar en mi vida que dificilmente podré olvidar. Jamás habría escogido una obra mejor para debutar en Madrid, ni un personaje con el que me identificara más, ni un teatro que me haya llegado tan dentro. Un gran sabio dijo alguna vez que vivimos nuestras vidas como si nunca fuéramos a morir, y que morimos sin haber vivido…Cuento de Navidad es una obra que nos invita a reflexionar, a preguntarnos de verdad lo que estamos haciendo con nuestra vida, y, sobre todo, que nos ayuda a encontrar la única respuesta que tiene esa pregunta y que otro gran sabio también dijo alguna vez: “Todo cuanto retuve lo perdí; sólo me queda lo que dí”.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
Carlos Olalla
Madrid

Por circunstancias de la vida me pasé más de veinticinco años dirigiendo empresas en la que, sin lugar a dudas, fue la etapa más aburrida y frustrante de mi vida. La verdad es que nunca me gustaron esos trabajos y lo pasé fatal. Cuando cumplí los 45 me encontré con que una reestructuración empresarial me ponía de patitas en la calle y sin un duro. Por si fuera poco, nadie me quería dar trabajo porque decían que ya era demasiado “viejo”. A mí siempre me había gustado el mundo del cine y, como estaba en el paro y tenía tiempo, empecé a estudiar interpretación. Me pasé tres años siendo el “abuelo” de todos mis jóvenes compañeros en una conocida escuela de teatro de Barcelona. Durante aquel tiempo recibí alguna propuesta de trabajo para reincorporarme al mundo de la empresa, pero no quise aceptarlas: el nuevo mundo que había descubierto me había atrapado por completo, así que decidí cambiar una maravilla de sueldo y una mierda de trabajo por una maravilla de trabajo y una mierda de sueldo. Puedo deciros que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida: por primera vez soy libre, la palabra jefe ya no significa nada para mí, hago lo que verdaderamente me gusta y, lo mejor, trabajo con gente sensible y abierta que piensa y siente como yo. ¿Qué más se puede pedir?

Todas las entradas
Categorías
Clandestino en Facebook
Facebook By Weblizar Powered By Weblizar